La Esperanza de los Ascurra

La Esperanza de los Ascurra

Empezó como un bar con marcas madrileñas, pero pronto, gracias a su personalidad y la de sus comensales, adquirió su propia impronta. La gente llega para tomar un vermut en la barra y picar unos morrones, y se queda a cenar para disfrutar las gambas o una opción bien porteña. Y si no se quedan, vuelven, porque La esperanza de los Ascurra es como el club de barrio donde uno se junta con amigos, donde la esperanza, justamente, nunca falta.

pointFitz Roy, 1818 – Palermo

imperdible

Tortilla de papas