Lo de García

Lo de García

Primero los padres, después los hijos. Dicen que por una puerta lateral se llega a lo que fue el cuarto del matrimonio. Todo le pertenece a este bar familiar, uno de los más valiosos y destacados de la Ciudad de Buenos Aires.

Adentro, tango, billar, y paredes con antiguos recortes de revistas, fotografías y autógrafos. Afuera, junto a otras mesas, se enriedan unas glicinas. De los dos lados el pedido es el mismo: su vermut tradicional y sus infaltables picadas.

pointSanabria 3302 – Devoto

imperdible

Tarteleta de roquefort